La forma más usual de escribir esta palabra es “tetrabrick”, pero también son válidos otros usos como “tetra brick” o “brick”.

El nombre de tetrabrick hace referencia a los envases de leche, zumos, vino, tomate… Su origen viene de los primeros envases en forma de tetraedro para contener medio litro de leche y por el parecido que tienen a un ladrillo (brick en inglés).

El brick se compone de:

- 75% de Cartón. Le proporciona la consistencia y rigidez necesaria. Para ello, se necesita un cartón de mayor calidad obtenido de los bosques del norte de Europa con lo cual, consumiendo este tipo de envase estamos contribuyendo a la tala de miles y miles de hectáreas de bosques anualmente.

- 20% de Polietileno. Impermeabiliza el cartón. Al tratarse de plástico, su procedencia viene del petróleo, un elemento muy contaminante.

- 5% de Aluminio. Impide la penetración del aire y la luz, conservando mejor los alimentos. El aluminio genera una gran contaminación ambientel pues requiere una gran cantidad de energía para su fabricación.

Para un tetrabrick de 1 litro se necesita 20grs de papel, 5,7grs de polietileno y 1,5grs de aluminio.

5

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.