Es muy fácil y ayudas al reciclaje. Se puede hacer en casa.

Materiales:

•    1 Tetrabrick (dependiendo de su tamaño saldrá una carpeta más o menos grande).

•    Goma elástica (1/2 m. por niño) o cinta.

•    Folios, cartulinas o páginas de periódico o revistas.

•    Pintura al óleo o acrílico

•    Cuerda, pinzas de ropa y palanganas o recipientes para entintar.

 

Se abre el tetrabrick por la mitad en vertical, se cortan las pestañas sobrantes y obtienes las dos partes de la carpeta. Se hacen unos orificios en uno de los laterales de cada lámina de brick para pasar la goma o las cintas y atar las dos hojas de la carpeta.

Se derrama la pintura en un recipiente con agua sin remover, de tal forma que al introducir el folio y sacarlo se tintará de diferentes maneras (se pueden echar tintas de varios colores o una sola). Una vez tintados los papeles, se ponen a secar con cuidado para que no se difuminen las formas de la tinta sobre el papel.  Este papel nos servirá para forrar las carpetas elaboradas con los tetrabricks. Otra variante puede ser forrar el tetrabrick con revistas o papel de periódico haciendo un collage.

Una vez forradas ambas láminas de la carpeta, con cuidado de no tapar los agujeros, las unimos con la goma elástica o cinta.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.