En la cáscara de huevo encontrarás mucha información, fácil de interpretar si sabes cómo.

En cada huevo, la Ley obliga a dar información completa sobre su origen. Esta información la encontramos en una leyenda impresa en la cáscara formada por una serie de códigos.

El primer dígito, un número que va del 0 al 3, nos informa sobre el tipo de producción:

 

- 0: Huevos ecológicos. Las gallinas tienen acceso permanente al aire libre y su alimentación está controlada por el Consejo Regulador.

- 1: Huevos camperos. Las gallinas tienen acceso permanente al aire libre, pero su alimentación puede estar conformada por diferentes tipos de piensos y granos, no necesariamente ecológicos.

- 2: Huevos de suelo. Las gallinas viven en un espacio cerrado, aunque con capacidad de movimiento y un área mínima fijada por la normativa.

- 3: Huevos de jaula. Las gallinas viven en espacios regulados, pero mucho menores, que impiden en gran medida su capacidad de movimiento.

 

A continuación de este código, encontrarás las siglas del país de procedencia y los códigos de la provincia, del municipio y de la granja. También es obligatorio informar al consumidor sobre el tamaño del huevo, información que normalmente se proporciona en la caja o en el etiquetado:

 

- Huevos XL: de 73 gramos o más.

- Huevos L: de entre 63 y 73 gramos.

- Huevos M: de entre 53 y 63 gramos.

- Huevos S: de menos de 53 gramos.

 

Imagen: whitneyinchicago

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.