Seguro que ya has escuchado hablar de ellos y de lo beneficiosos que son para nuestra salud, pero ¿qué son y dónde están?

 El betacaroteno es un pigmento natural de origen vegetal que pertenece a la familia de los carotenoides y que es precursor de la vitamina A, esto es, que cuando llega al intestino delgado y al hígado se transforma en vitamina A.

 

 

 

Los betacarotenos son los responsables de los colores naranjas, rojos y amarillos de muchas frutas y verduras. La zanahoria es la verdura estrella cuando hablamos de contenido en betacarotenos, aunque también podemos encontrarlos en el resto de frutas y verduras: tomate, melocotón, espinacas, calabaza, acelgas, ciruelas…

La vitamina A es esencial para nuestro organismo y es especialmente importante durante la infancia, pues fomenta el desarrollo de los huesos y de los dientes. Asimismo es un antioxidante muy potente, que previene enfermedades coronarias y degenerativas como el cáncer, y nos protege contra infecciones, la oxidación de las células y el envejecimiento prematuro de la piel.

 

Seguro que has escuchado que en verano hay que comer mucha zanahoria, pues es cierto, porque los betacarotenos presentes en este vegetal protegen a la piel de la radiación ultravioleta a la vez que la ayuda a broncearse.

 

¿Qué cantidad de betacarotenos tengo que tomar al día? Pues solo cinco porciones de frutas y verduras al día son suficientes para conseguir la dosis de betacortenos recomendada, fácil ¿verdad?

 

Imagen: ilovebutter.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.