A la hora de llevar una alimentación equilibrada y saludable no sólo cuentan los ingredientes, sino también la forma de cocinarlos.

Muchas veces podemos convertir un alimento que, a priori, es sano y lleno de nutrientes, en una bomba de calorías, grasas o azúcares. Por ejemplo, ¿por qué si baso mi alimentación en verduras, aves y pescados tengo el colesterol malo elevado? Probablemente a la hora de cocinar los alimentos citados, abuses de grasas, por ejemplo, friéndolos en lugar de cociéndolos.

 

La clave, por lo tanto, es evitar la pérdida de nutrientes de los alimentos y la suma de calorías innecesarias, como con el exceso de grasas. Y todo ello podemos conseguirlo logrando a su vez platos sabrosos y agradables a la vista, ideales para toda la familia.

Si quieres conseguir una alimentación sana y equilibrada, no pueden faltar estos utensilios en tu cocina:

 

  • Sartén antiadherente o plancha: nos permite cocinar platos sabrosos en poco tiempo con muy poco o nada de aceite, como tortillas, carnes y pescados o verduras.
  • Papel y bolsas de hornear: son perfectos para cocinar al vapor. Introducimos los alimentos condimentados y horneamos, esta técnica se conoce como papillote, y podemos aplicarla a carnes, pescados, verduras y frutas. De esta forma, los alimentos se cocinan en su propio jugo, sin necesidad de agregar grasas en su preparación.
  • Moldes de silicona: para disfrutar de bizcochos y magdalenas bajos en grasas, pues no es necesario engrasar el molde.
  • Wok: este instrumento heredado de la cocina asiática nos permite cocinar salteados de manera rápida y limpia, sin añadir muchas grasas y conservando todo el sabor, las propiedades y las texturas de los ingredientes.

 

Imágenes: Kris Krug, SweetOnVeg.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.