Entre otras cosas, Porec conserva una joya del arte bizantino.

Porec es la típica ciudad que se ha decantado por el turismo más típico, con sus aspectos positivos y negativos (masificación, urbanismo descontrolado, etc.) En lo positivo cabe destacar que su vieja ciudad romana, que aún conserva parte de su espíritu original y su trazado que ordena las calles de la vieja ciudad. La historia la ha tratado de forma similar a otros lugares costeros de la actual croacia; siempre con los vaivenes de croatas, otomanos y venecianos para acabar con las guerras mundiales.

A su historia ha sobrevivido una auténtica joya, la Basílica de San Eufrasio, un ejemplo maravilloso del arte bizantino. Podemos visitar la iglesia, el atrio y el baptisterio. Destacan sobre todo los mosaicos en las paredes del ábside. Obras maestras del siglo VI que representan escenas bíblicas, arcángeles y mártires de Istria. Es recomendable visitar la población, sobre todo la basílica, y después de cargar las pilas con la comida de la zona, buscar otro sitio donde alojarse, menos invadido por el turismo. Sin olvidar,  la imprescindible visita a la obra de Eufrasio...

Fotos de Manuel González

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.