La reputación defensiva es un concepto que si bien existe desde siempre, toma especial importancia en el mundo de Internet.

La reputación personal ha existido siempre. Antiguamente (bueno, hasta no hace mucho), cuando íbamos a tener una reunión con alguien, intentábamos obtener información sobre quién era, lo que los demás opinaban de él o de ella y, si era posible, alguna opinión de alguien cercano.

Si era en el ámbito personal, preguntábamos a los amigos, a los familiares o, en los casos más interesantes, a antiguos novios o novias de la persona. En el mundo profesional, usábamos el teléfono para preguntar a antiguos compañeros de trabajo o “jefes”.

Hoy día, sin embargo, cuando vamos a ver a alguien que no conocemos, la mayoría lo primero que hacemos es buscar en Internet. Pues bien, lo que encontramos en esa búsqueda es lo que constituye la reputación online defensiva de dicha persona.

Utilizamos el término defensiva porque es la reputación que aparece cuando alguien nos busca. Por tanto, si queremos trabajar en ella, ha de preocuparnos lo que se encuentra sobre nosotros, no el hecho de que muchas personas nos conozcan y sepa quiénes somos.

0
Julián Casas Luengo Julián Casas Luengo es empresario. Experto en reputación online personal, dirige la empresa de comunicación Grupo ROS (ROS multimedia). Bloguero en El Economista y profesor de la EOI, es un enamorado de la cooperación empresarial (clústeres) y Panamá.

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.