En una entrevista de trabajo no existen trucos ni recetas milagrosas, pero estos consejos pueden ayudarte a afrontar el momento con más confianza.

  1. Planifica la entrevista: investiga todo lo que puedas sobre la empresa (a qué se dedica, su trayectoria, su presencia en redes sociales y  medios de comunicación…) y ensaya algunas preguntas genéricas, pero no memorices respuestas predefinidas, el entrevistador se las conoce todas y dejarás en él una imagen de inseguridad.
  2. No olvides llevar a la entrevista tu curriculum impreso, con una fotografía reciente a color y dentro de una funda o carpeta transparente, así te asegurarás de que no lo entregas arrugado. La imagen que dejes en la empresa es fundamental.
  3. Llega diez minutos antes a la entrevista, tienes que demostrar que eres responsable y puntual. Pero no llegues mucho antes o, de nuevo, darás una impresión de inseguridad e impaciencia.
  4. Saluda a tu entrevistador con un firme estrechón de manos y una sonrisa. Es importante que te muestres natural en todo momento, siéntate con la espalda recta y respira relajado.
  5. La entrevista es una conversación, no un interrogatorio. El entrevistador no es tu enemigo, todo lo contrario, es la persona que puede darte un trabajo. Escucha activamente y no pienses en dar una respuesta “correcta”, responde con honestidad y respeto.
  6. Habla en positivo y demuestra confianza en ti mismo.
  7. Tómate el tiempo que necesites para responder, sé prudente y no respondas lo primero que se te venga a la cabeza.
  8. Sé preciso en tus respuestas, no te extiendas demasiado, si el entrevistador necesita más información, te la pedirá.

 

Y después de seguir todos estos pasos, seguro que cometerás algún error, no desesperes, todos somos humanos.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.