En la superficie terrestre los cambios de temperatura son muy perceptibles, pero ¿qué ocurre en los fondos oceánicos?

El calor y el frío no se perciben únicamente en la tierra y en las capas más superficiales del mar, sino que también se notan en los fondos oceánicos. Sin embargo, los cambios de estación tardan mucho más tiempo en percibirse, pues la temperatura en el agua no cambia tan bruscamente como en la tierra, sino de forma mucho más suave y lenta, es decir, las estaciones oceánicas avanzan mucho más despacio y los cambios de temperaturas no son tan acusados.

Durante las estaciones más duras, el invierno y el verano, hay una gran diferencia térmica entre las capas más superficiales de los océanos y su fondo y se produce un efecto muy curioso: se crean capas de agua con distinta densidad que no se mezclan entre sí, los nutrientes permanecen en el fondo del océano, donde no llega la luz. Se trata de un fenómeno parecido al de mezclar agua y aceite.

 

Asimismo, durante el verano, cuando el agua alcanza su máxima temperatura, algunos animales como las medusas suben a las capas más altas del mar, por eso notamos su presencia en las playas.

¿Qué ocurre durante el otoño y la primavera? En estas estaciones, más templadas, las aguas se vuelven a mezclar entre sí y el alimento abunda en la superficie, por ello, las algas que forman el fitoplancton aprovechan este efecto y la luz solar para crecer rápidamente.

 

Imágenes: oldandsolo, timitalia, Ryan McD.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.