Es muy habitual que personas ajenas a nuestra red WiFi se cuelen en ella. Existen multitud de herramientas para conseguirlo de forma bastante fácil, ¿cómo podemos detectarlo y evitarlo?

Una pista para saber si nos roban WiFi es la velocidad de conexión, verás que a ciertas horas del día se vuelve mucho más lenta. Si has detectado este cambio, apaga todos los dispositivos que se conectan a tu red, si la luz del WiFi de tu router continúa parpadeando, es que alguien que no deseamos está conectado a nuestra red WiFi.

No obstante, existe otra forma de confirmarlo. Instala en tu ordenador un software detector de dispositivos conectados al WiFi, por ejemplo, Angry IP, Scanner o Wireshark. Cada dispositivo aparecerá identificado con una dirección IP y una MAC. Si el software nos indica que hay un número mayor de dispositivos conectados del que disponemos nosotros, es casi seguro que nos están robando WiFi.

 

¿Te están robando WiFi? Probablemente tu red no esté bien protegida, procede de la siguiente forma:

 

  • Cambia la contraseña que trae por defecto el WiFi. Escoge una larga y que combine letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos. Un truco es elegir una frase que te guste y modificarla con símbolos y números. Por ejemplo: “En abril, aguas mil” = 3n48R1L,4gu45m1L.
  • Limita las direcciones MAC que puedan acceder a la red WiFi, configura el router para que solo permita conectarse a las direcciones MAC de tus dispositivos.
  • Desactiva la asignación automática de IPs (DHCP), asigna las direcciones IP a tus dispositivos de forma manual.
  • Cambia el nombre de tu red WiFi y ocúltala, de manera que no informe de su presencia cuando alguien esté buscando redes inalámbricas. Así, si alguien quiere conectarse a tu red WiFi, tendrá que introducir manualmente el nombre exacto.

 

Imagen: Mr. Theklan.

1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.