Hay tres tipos de datos que se pueden introducir en Excel: texto, fechas y valores. Vamos a ver los de tipo Texto.

Los datos de tipo texto son cualquier combinación de letras, números y símbolos (puntos, guiones, caracteres especiales, etcétera) que Excel no pueda considerar un valor o una fecha. En el caso de que quieras forzar a Excel a que considere como de tipo texto un dato que puede considerar como fecha o valor, introduce un apóstrofe (‘) delante del dato. Por ejemplo, 2345 es un dato que Excel considerará un valor; sin embargo, si introduces ‘2345, Excel lo considerará como un dato de texto.

Frente a los otros dos tipos de datos, los de tipo texto se caracterizan porque no se puede operar matemáticamente con ellos. Fundamentalmente se usan como rótulos para los datos de tipo valor o fecha, para nombres y, en general, para realizar anotaciones de todo tipo. Los datos de tipo texto se alinean por omisión con respecto al borde izquierdo de la celda en la que estén.

Para introducir selecciona una celda y escribe el texto, y, a continuación, presione Intro o Tab. Para escribir en una nueva línea sin salirte de la celda, pulsa Alt+Intro.

El texto puede contener letras, dígitos y otros caracteres especiales que pueda reproducir la impresora. Puedes introducir multitud de caracteres (hasta 16.000 caracteres de texto) en una celda, aunque es posible que no puedas verlos todos si la celda no es lo suficientemente ancha y la que esté a la derecha contenga datos (se producirá un  «Desbordamiento»). Si todas las adyacentes a su derecha están vacías las ocupará para visualizarlo, pero ten en cuenta que el dato se almacena únicamente en la primera celda.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.