Un eclipse total de Luna se produce cuando la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna.

Las noches de eclipse lunar son especiales, o eso cree la sabiduría popular. Sean mágicas o no, sí son un espectáculo natural digno de admiración donde la Luna desaparece y deja el cielo completamente desnudo.

Algunos consejos para contemplar un eclipse de Luna:

-    Conocer la hora en la que el eclipse alcanza el máximo, es decir, cuando la Luna desaparece por completo. Hay que tener en cuenta que la puesta de Sol es la que marca el principio del eclipse.

-    Cerciorarse de que el tiempo será bueno, pues un día lluvioso o nublado puede dificultad la visibilidad del eclipse.

-    Huir de la contaminación lumínica de las ciudades y buscar un lugar oscuro con el horizonte despejado. De esta manera, podremos disfrutar de las estrellas y convertir la escena en un momento romántico.

-    Para ver un eclipse lunar no es necesario ningún tipo de aparato astronómico, pues se contempla a simple vista. De todos modos, el uso de telescopios o de unos sencillos prismáticos hará enriquecer la experiencia.

Un eclipse de Luna puede verse en grupo, con amigos, con familiares, en pareja o en soledad. Es un momento especial para que cada uno decida cómo debe vivirlo. 

1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.