Si eres de los que no se cuida demasiado pero quiere ponerle remedio, apunta estos consejos para llevar una vida sana.

Llevar una vida sana y equilibrada no solo es importante para nuestra salud física, sino también para nuestra salud mental y nuestra apariencia estética. Muchas veces no le damos la importancia que realmente tiene y ponemos excusas como falta de tiempo, sin embargo, llevar una vida sana es mucho más fácil de lo que crees.

 

 

1. Abandona el sedentarismo. La principal excusa para no hacer ejercicio físico es la falta de tiempo, sin embargo, cuando hablamos de salud, todo vale. No cojas el ascensor, ve al trabajo andando o en bici y en vez de dedicar una hora al sofá, dedícale 30 min. y aprovecha los otros 30 para salir a pasear. Estos pequeños hábitos son suficientes para mantenernos activos y reducir el estrés.

2. Haz una lista de la compra saludable y no te la saltes. Olvídate de los alimentos precocinados y opta por los frescos: frutas, verduras, hortalizas, carnes, pescados, pastas, arroces, legumbres… y aprende a cocinar. No necesitas ser un gran maestro de cocina para  comer sano, aprende a cocinar a la plancha o técnicas como el papillote y en media hora podrás cocinar alimentos sanos y nutritivos.

3. Apúntate a la fibra. La fibra no solo es importante para regular el tránsito intestinal, sino que además hará que las comidas te sacien antes. Alimentos como frutas, verduras y granos enteros no pueden faltar en tu dieta diaria.

4. Reduce el consumo de sal y azúcares. Presta especial atención a las etiquetas  y controla la cantidad de azúcar y sal que consumes a diario, pues ambas contribuyen a la obesidad y las enfermedades cardiovasculares.

5. Descansa adecuadamente. Un descanso correcto y habitual es imprescindible para tener una buena salud. Duerme al menos siete horas diarias en un ambiente relajado y por la noche.

6. Bebe agua, aunque no tengas sed, y reduce el consumo de refrescos y, por supuesto, de alcohol. El agua debe ser tu principal fuente de hidratación y debes intentar tomar al menos dos litros diarios. Si te resulta aburrido, prueba las infusiones, que además te aportarán antioxidantes.

7. Cinco piezas de fruta y verdura al día. Incluye una pieza de fruta en todas tus comidas y dos o tres de verdura en el almuerzo y en la cena. Vitaminas, minerales y fibra son imprescindibles para una salud de hierro.

 

Imagen: mikebaird, simaje.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.