¡Todos sabemos que a los niños les encanta ayudarnos en la cocina!

 

Para realizar esta sencilla receta para niños vamos a necesitar: magdalenas redondas, piñones,  crema de cacao para untar y almendras o avellanas  para decorar como ojos.

El primer paso es cortar la parte de arriba de la magdalena. Esto lo puede hacer un adulto  o, si tenemos cuchillos de plástico, podemos dárselos a los niños para que lo hagan ellos mismos.

Después se unta la crema de cacao en la magdalena. Ponemos una capa bastante ancha, de unos dos centímetros, en un lado y casi nada en el otro. Ponemos la parte de arriba de la magdalena.

Colocamos los piñones en vertical a lo largo de la parte ancha de chocolate, simulando los dientes.

Colocamos las almendras o las avellanas como si fueran los ojos de la magdalena caníbal.

1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.