¿Te imaginas comer un plato de espaguetis a la carbonara sin pasta?

Los zoodles son una forma ideal de consumir verduras para los más reticentes a ellos, tanto grandes como pequeños, pues la verdura en sí misma pasa desapercibida. Pero además, también son perfectos para dietas de adelgazamiento en las que se buscan alternativas menos calóricas a la pasta.

 

Para hacer zoodles sólo necesitas una verdura a tu elección, que te permita cortarla en tiras, nosotros te recomendamos el calabacín, aunque también puedes utilizar zanahoria, berenjena, remolacha o pepino.

Ingredientes para zoodles:

- 4 calabacines grandes.

- Agua.

- Sal y pimienta al gusto.

 

Preparación de zoodles:

1. Pela los calabacines, no hace falta que te esmeres demasiado, porque la piel del calabacín no es molesta al paladar y es una gran fuente de fibra.

2. Corta los calabacines a lo largo y, después, en láminas finas.

3. Corta cada lámina de calabacín en tiras, imitando unos tallarines.

4. Pon abundante agua a hervir, como si fueras a cocinar pasta. Cuando rompa a hervir, echa la sal y, a continuación, los zoodles. Hierve durante diez minutos.

5. Escurre los zoodles y sazónalos con un poco de pimienta.

6. Y ¡listos! Ya tienes tus zoodles para prepararlos con tu salsa de pasta preferida.

 

Imagen: kerotab

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.