Los pestiños son una de las delicias de Semana Santa, ¿te atreves a hacerlos caseros?

Los pestiños son dulces típicos de la Semana Santa, una masa frita y crujiente bañada en miel o, como la receta que os traemos, en azúcar y canela, que hará las delicias de pequeños y mayores. Aunque parece un postre complejo, prepararlos en casa no es nada difícil. La clave está en conseguir una masa bien fina y freír los pestiños cuando el aceite esté bien caliente.

Ingredientes para pestiños

- 1 kg. de harina

- 25 g. de levadura química

- Ralladura de un limón

- Ralladura de una naranja

- 250 ml. de aceite de oliva virgen

- 250 ml. de vino blanco de calidad

- Una cucharada sopera de anís

- 4 clavos de olor

- Una pizca de sal

- 250 g. de azúcar

- Una cucharadita de canela molida

 

Elaboración de pestiños:

1. Calienta el aceite de oliva en un cazo, lo suficiente hasta que esté templado, y mézclalo con la ralladuras de limón y de naranja, el vino blanco, el anís y los clavos.

2. Incorpora la harina, la sal y la levadura a la mezcla anterior y amasa bien, hasta conseguir una masa homógenea.

3. Espolvorea una superficie con un poco de harina y estira en ella la masa con un rodillo, hasta conseguir un grosor aproximado de 0,5 cm.

4. Corta la masa con un vaso, haciendo circunferencias, y dobla dos de sus puntas hacia dentro.

5. Calienta abundante aceite en una sartén y fríe los pestiños hasta que estén dorados, con cuidado de que no se quemen.

6. Mezcla el azúcar con la canela y reboza en ella los pestiños mientras todavía estén calientes.

7. Deja enfriar a temperatura ambiente y ¡listos!

 

Los pestiños se conservan bien hasta una semana en un recipiente hermético.

 

Imagen: etringita

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.