¿Te gusta disfrutar de un plato de pasta recién hecho pero llegas del trabajo demasiado tarde? ¡Apunta este sencillo truco!

Hay pocos platos más sencillos y apetecibles que un plato de pasta aún humeante, recién cocida, regada con nuestra salsa favorita. Seguro que si estás leyendo este truco eres una de esas tantas personas que reserva estos platos para los fines de semana porque de lunes a viernes no cuentas con tiempo o paciencia para ello. O quizá eres de lo que prepara la pasta el día anterior y, simplemente, la recalienta en el microondas justo antes de comer. Pues con este truco podrás disfrutar de un plato de pasta recién hecho… ¡al minuto! Sólo tendrás que dejar preparada la salsa el día anterior. ¿Que cómo lo haces? ¡Atiende!

Para tener un plato de pasta en un minuto sólo necesitas ser previsor. Lo único que tienes que hacer es dejar la pasta en remojo la noche anterior, con abundante agua fría, al igual que si fueras a cocinar legumbres. De esta forma, la pasta se irá hidratando poco a poco. Al día siguiente, sólo tendrás que cocerla de la forma habitual y, en sesenta segundos, estará al dente, lista para tomar. ¿A qué esperas para probarlo?

 

Imagen: Daniel Kulinski

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.