Las invitaciones van a juego con el sobre, siendo del mismo material, color y calidad del papel.

Los sobres llevan el nombre de los invitados manuscrito por los novios. Aquí indicaremos si se invita sólo a la persona, también a su pareja o a toda la familia que viva bajo el mismo techo.

Las invitaciones de una boda deben ser enviadas un mes antes de la boda, como mínimo. Cuando se trata de amigos y familiares que viven en el mismo sitio, entonces se entregan en mano. El resto se envían antes por correo, asegurándonos de que llegan a su destino.

Si los novios tienen lista de bodas para los regalos, lo normal es incluir en el sobre una tarjeta del establecimiento donde se encuentra dicha lista.

También puede incluirse en el sobre una tarjeta del lugar donde se va a celebrar la recepción en la que venga un pequeño mapa del lugar o alguna indicación para llegar hasta allí.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.