Hoy en día, ya que el fútbol al que queremos llegar, está un poco lejos...

 

Podemos optar por la opción de ser entrenador de fútbol de esas futuras estrellas que venden miles de camisetas, juegan las competiciones más importantes y que los más pequeños adoran e imitan para llegar a ser como ellos el día de mañana.

 

Por ello Pebetero quiere ayudar a formaros como entrenador y enseñaros a cómo ser un buen entrenador de fútbol. En primer lugar, indicaros que las sedes e instalaciones de Pebetero se encuentran repartidas por diferentes poblaciones de la Comunidad Autónoma de Extremadura. Estas instalaciones están preparadas para que los futuros entrenadores se formen tanto a nivel teórico como práctico, en las mejores condiciones posibles.

 

Para ser entrenador de fútbol los alumnos tendrán que superar los 3 niveles, aun así habiendo superado el nivel 1 ya podrá ejercer en categorías inferiores llegando hasta la categoría juvenil. A medida que los niveles se vayan superando se podrá optar a ejercer en categorías superiores, llegando hasta Primera División.

 

En cada uno de los niveles, los alumnos podrán encontrar varios bloques bien diferenciados: Bloque común; Bloque específico; Bloque complementario y Bloque de formación práctica. Es imprescindible tener cada una de estas partes aprobada para superar el nivel correspondiente.

 

El bloque común, se centra en materias básicas como el conocimiento del cuerpo humano así como el trato con las personas, en este caso con los jugadores, haciendo que el entrenador de fútbol sea capaz de transmitir de la mejor manera posible además de interactuar con sus pupilos.

 

El bloque específico, se centra en el juego en sí. Dirección de equipos, tácticas, estrategias, preparación física etc.

 

El bloque complementario, es la parte que da la puntilla a todos los conocimientos previamente adquiridos durante el curso. Principalmente se basa en terminología inglesa aplicada al fútbol. Por supuesto y muy importante, hay una parte académica centrada en jugadores discapacitados, que en algunas ocasiones requieren una atención más específica que el resto de jugadores.

 

Por último, el bloque practico. Evidentemente todos los conocimientos adquiridos hay que ponerlos en práctica y por ello habrá que calzarse las botas y saltar al campo, para ponerlos en practicarlos in situ.

 

Los cursos se imparten de manera anual desde Octubre a Junio, y los horarios varían en función de la decisión de los alumnos. A lo largo de la semana o en horario de fin de semana. Esta última opción es la más usada debido a que muchos alumnos trabajan durante la semana y es el único momento disponible.

 

Desde Pebetero esperamos que os animéis a ser los futuros entrenadores de los equipos de Primera División, y si no es así, al menos de los equipos de vuestros amigos, de vuestros hijos o de la localidad dónde residís.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.