Si quieres dar un aire diferente a tu jardín, atiende bien a este manual. Te enseñamos cómo forrar maceteros con telas de colores.

El jardín, la terraza o el patio de tu casa es el sitio perfecto para dar rienda suelta a tu creatividad a través de las flores. Siguiendo este sencillo manual, puedes darle un aire diferente, divertido y original con unos cuantos maceteros y restos de telas de diferentes colores.

 

Tan sólo necesitas un trozo de tela que mida un poco más que el alto del macetero que quieres forrar por el diámetro de la circunferencia más ancha del mismo. Por ejemplo, si nuestro macetero mide 10 cm y de alto y 15 cm de diámetro, necesitaríamos un trozo de tela de unos 15 x 20 cm.

También necesitarás cola blanca y una brocha. Una vez que lo tengas todo el primer paso es lavar el macetero con un jabón neutro y secarlo bien para eliminar cualquier impureza o restos de polvo y conseguir que la tela se adhiera bien al mismo.

 

Después, tan sólo necesitarás un poco de maña. Recubre todo el macetero con la cola, también unos 5 cm. por dentro, para pegar bien el extremo de la tela en la circunferencia más ancha, y otros 5 cm. del exterior de la pequeña. Ahora, extiende el trozo de tela y ve pegándolo poco a poco, forrando el macetero y procurando que no queden demasiadas arrugas, aunque esto también es cuestión de gustos. La única precaución que debes tener es que, al llenar el macero de tierra, esta no esté en contacto con la tela, para evitar que la tela se pudra.

 

Y una vez que has hecho uno, imaginación al poder, ¡puedes combinar telas de diferentes tejidos, estampados y colores para darle un aspecto excepcional a tu jardín!

 

Imagen: Kenzi Leigh Cahlander

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.