Las galletas de la suerte, también conocidas como galletas de la fortuna (del inglés, fortune cookies), son muy típicas en los restaurantes chinos de Estados Unidos, pero ¿de verdad son chinas estas galletas?

Las galletas de la suerte son unas pequeñas y crujientes galletas con forma de media de luna que sirven al final de la comida los restaurantes chinos de Estados Unidos. Es tradición partir estas galletitas por la mitad antes de comerlas, pues contienen una pequeña tira de papel con una predicción o un consejo escritos en ella. 

A pesar de que la creencia popular es que estas galletas vienen de China, la realidad es bien distinta. De hecho, hasta este último siglo no han llegado estas pequeñas galletas a restaurantes de Hong Kong o Pekín, y solo lo han hecho para complacer los caprichos de los turistas.

 

El origen de las galletas de la suerte tiene sello americano. Los Ángeles y San Francisco (California) son los nombres que primero encontramos cuando indagamos sobre su procedencia. Fue el diseñador japonés Makoto Hagiwara, del Jardín Japonés del Té del Golden Gate, en San Francisco, quien las ideó en 1909, aunque el invento final se atribuiría en 1918 al fundador de la compañía de fideos chinos Hong Kong Noodle Company de Los Ángeles, David Jung.

 

Fue en 1960 cuando se mecanizó finalmente la fabricación de estas galletitas, gracias al invento de Edward Louie, el propietario de la Lotus Fortune Cookie Company de San Francisco: una máquina que insertaba la tira de papel con el mensaje de la suerte en galletas de 7 cm. recién horneadas y, a continuación, las cerraba de forma automática.

Hoy se elaboran galletas de la suerte de diferentes sabores y tamaños, aunque su composición básica ha permanecido intacta a lo largo de los años: huevo, azúcar, harina de trigo, sal, levadura y aceite vegetal (normalmente de sésamo o de palma).

 

Imágenes: quinn.anya, Nomadic Lass.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.