Todos utilizamos alguna vez esta expresión para referirnos a alguien que está distraído, pero ¿de dónde viene?

Según la RAE, el dicho “estar en Babia” significa:

 

Estar distraído y como ajeno a aquello de que se trata.

 

Es decir, “estar en Babia”, se utiliza para referirse a alguien ensimismado en sus propios pensamientos, despistado. ¿Cuál es el origen de esta expresión?

Parece que no hay acuerdo al respecto, aunque casi todas las teorías hacen referencia a una región leonesa con ese nombre: Babia. Según la leyenda, los reyes de León allá por la Edad Media tenían en Babia un palacio, al que acudían a descansar. Cuando a los súbditos se les preguntaba que dónde estaba el rey, ellos respondía “en Babia”, en alusión a que no estaba enterado de absolutamente nada.

 

Pero también encontramos otra explicación que apunta a la misma región, pero que relaciona el origen de la expresión “estar en Babia” con la trashumancia. Y es que, según esta teoría, los pastores de Babia mudaban cada año sus rebaños a Extremadura y les invadía la melancolía tras dejar sus hogares. Por eso, cuando se reunían por la noche frente a una fogata, alguno permanecía absorto en sus pensamientos y con la mirada perdida hasta que alguien le decía: “¡Eh, despierta, que estás en Babia!”. Y bien podría ser aquello, que su cuerpo estaba en Extremadura pero su mente seguía en Babia.

 

Imagen: left-hand

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.