El feminismo aboga por la igualdad eliminando las diferencias entre mujeres y hombres, sin posiciones de superioridad de un sexo respecto a otro.

El feminismo es un movimiento político y social, de gran contenido ideológico que reivindica un espacio para las mujeres, en todos los ámbitos. Pero, como en cualquier otra corriente de pensamiento hay diferentes posturas: feminismo cultural, filosófico, de la diferencia, marxista, de la igualdad, lésbico y radical. Todas coinciden en un objetivo, que hombres y mujeres tengan los mismos derechos, deberes y oportunidades, sin que las diferencias físicas justifiquen las diferencias de trato.

La primera vez que se utilizó el término “feminismo” fue en Francia, en el año 1881, aunque ya en el siglo XV, una mujer, Cristhine de Pizan, usó la pluma para defender los derechos de la mujer, en una sociedad patriarcal, que limitaba su espacio y ejercicio de libertades.  Y desde principios del Siglo XIX hasta la actualidad, han sido muchas las defensoras de esos derechos, generando una corriente de pensamiento que llega hasta nuestros días y se ha materializado en diferentes textos legislativos que velan por el cumplimiento de la igualdad en el ámbito público e intentan sensibilizar, respecto a la misma, a través del sistema educativo y la educación en valores.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.