La Leishmaniosis es una grave enfermedad infecciosa, que afecta a nuestros perros y puede provocarles la muerte si no existe un diagnóstico precoz.

La Leishmaniosis canina es una grave amenaza contra la salud y el bienestar de nuestros perros. Muchos casos desembocan en la muerte del animal. Se trata de una enfermedad parasitaria provocada por la “Leishmania” (parásito microscópico) y transmitida por los mosquitos “Phlebotumus”.

-Los síntomas. 

  • Pérdida de pelo, especialmente, alrededor de orejas y ojos.
  • Delgadez súbita, aunque el perro siga comiendo y con apetito.
  • Heridas en la piel.
  • Al cronificarse la enfermedad, puede desencadenarse una insuficiencia renal.

-¿Qué época del año es más peligrosa?. Durante los meses cálidos existe más riesgo de contagio, los mosquitos se encuentran en cualquier sitio y resulta fácil la transmisión. En zonas con climas tropicales, el peligro se prolonga a lo largo de todo el año.

-¿Qué hacer en caso de contagio?. Debe acudirse inmediatamente al veterinario. El tratamiento será más eficaz cuanto más precoz sea el diagnóstico. Un perro enfermo deberá tomar la medicación (de forma intermitente) el resto de su vida, porque ésta no cura la patología, sólo elimina los síntomas. Las recaídas serán habituales y, en estos casos, deberá retomarse el tratamiento.

-¿Qué probabilidades de contagio existen?. Sin prevención ni vigilancia, el riesgo de contagio de nuestro perro oscila entre un 4% y un 20%, dependiendo de factores como el clima, el tipo de zona en la que viva (rural o urbana) o los hábitos del animal.

¿El mosquito es la única vía de contagio?. En perros, el mosquito “Phlebotumus” es el único mecanismo de transmisión. En humanos, existen otros, como los pinchazos con agujas.

-¿Es posible la transmisión a humanos?. El sistema inmunitario de los humanos reacciona de manera más efectiva contra la enfermedad. Por esta razón, el contagio a través de la picadura del mosquito es difícil, excepto en casos de deficiencias o patologías en las defensas de las personas. No obstante, cada año alrededor de dos millones de personas, en el mundo, contraen la enfermedad.

-¿Cómo evitar la enfermedad en mi perro?.

  • Mantener a los animales dentro de las casas, entre el atardecer y el amanecer, durante los meses más calurosos.
  • Instalar mosquiteras en las zonas transitadas, habitualmente, por nuestros perros.
  • Utilizar repelentes de mosquitos en dichas áreas.
  • Por supuesto, vigilancia veterinaria constante.

 

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.