Una raza amigable de sabuesos, paciente con los niños, dócil y muy bien dotada para la caza y el rastreo.

Los orígenes de estos perros se localizan en Escocia a mediados del siglo XIX. Se ignoran los cruces que se efectuaron para el nacimiento de la raza. Se trata de un perro muy utilizado para la caza, debido a sus especiales características. Están capacitados, igualmente, para el rastreo como buenos sabuesos y "cobradores" que son.

Físicamente, les caracteriza su elegante porte, pelaje lacio y lustroso, aunque en ocasiones puede poseer una ligera ondulación. Existen diferencias entre las variedades británica y americana. Los de tipo británico se caracterizan por tener un pelo color oro o crema. Los estándares americanos, sin embargo, únicamente contemplan diferentes tonalidades doradas. El color blanco no se adminte para la raza pura.

Los perros del tipo americano son más robustos que los británicos. Los primeros suelen pesar entre 25 y 35 kilógramos, dependiendo del sexo y de la edad. La altura, en ambos tipos, oscila entre los 50 y 62 cms.

En cuanto al comportamiento, estamos ante una raza no agresiva, muy paciente con los niños y extremadamente cariñosa. Raramente manifiesta actitudes violentas. Por todas estas capacidades, los "Golden" responden muy positivamente en los entrenamientos.

Respecto a los cuidados, debe tenerse presente la tendencia al sobrepeso en la raza. Los animales deben realizar ejercicio diario para contrarrestar esa tendencia. Además, la compañía humana es fundamental para los Golden Retriever, la soledad puede provocarles una honda tristeza.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.