Seguro que alguna vez alguien te ha dicho: “Te estás metiendo en camisa de once varas”. ¿Cuál es su significado y de dónde viene esta expresión?

Según la RAE, “meterse en camisa de once varas” significa:

Inmiscuirse en lo que no le incumbe o no le importa.

 

No obstante, seguro que también conoces este dicho como una forma de decir que nos estamos complicando mucho, que nos estamos metiendo en un embrollo del que no vamos a salir bien. ¿De dónde procede esta expresión?

De bastante tiempo atrás, en concreto, de una tradición de la Edad Media. Se trataba de una ceremonia que se realizaba para adoptar un hijo y que consistía en meter al adoptado por la manga de una camisa muy grande y sacarlo por el cuello de la misma. Este recorrido simbolizaba un segundo parto y, cuando el adoptado sacaba la cabeza por el cuello de la camisa, el padre adoptivo lo besaba y se convertía así en su padre oficial. Esta práctica era muy común entre clérigos que querían dejar descendencia.

¿Por qué once varas? La vara era una medida que se utilizaba para cortar telas y equivalía a 83,5 cm. 11 varas, por lo tanto, equivalían a más de 9 m., una pieza de tela de 11 varas era muy grande, enorme. Por ello, “once varas” se utilizaba para expresar exageración.

 

De la combinación de la ceremonia de adopción y las 11 varas surgió la expresión: “meterse en camisa de once varas”. Durante la ceremonia el adoptado se metía en una camisa muy grande y, a la vez, en una familia que no le pertenecía, en un lugar que no era el suyo. A veces estas adopciones no salían bien y la familia o el adoptado acababan metidos en un lío, en “camisa de once varas”.

 

Imágenes: hans s, hans s.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.