En "Pájaro Dorado", coreografía de Víctor Cuéllar para la Danza Nacional de Cuba, convive la técnica más refinada de la danza contemporánea con la naturalidad de los bailes cubanos tradicionales.

Coreografía: Víctor Cuéllar

Música: bailes populares cubanos

Panorama es una obra que transita desde la etapa de la llegada de los españoles a Cuba y lo que supuso su encuentro con la cultura africana.

Representa a la mulata como símbolo de la sensualidad y la belleza, y como pinceladas al viento la melodía de los pregones con su habitual picaresca.

La poesía de Nicolás Guillen, como un canto de cubana, sirve de inspiración para una de las más genuinas escenas de esta coreografía. La gama de estilos de cada uno de los bailes populares cubanos, el ritmo y la alegría de esta pieza, hicieron de Panorama una obra clave en el repertorio de Danza nacional de Cuba.

Como bien su nombre lo indica, “Panorama de la música cubana” se presenta en la escena como un abanico de movimiento, donde el coreógrafo, tomando como inspiración los bailes tradicionales cubanos: danzón, cha cha cha, mambo, chancleta, son, los famosos pregones y la tradicional conga, logra substraer lo más genuino de estos bailes, apoyándose en la riqueza musical de cada uno de estos estilos. Esta obra logra reflejar muy bien los matices, el colorido, la armonía y la elegancia de la danza cubana.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.