Apis es el nombre griego. En Egipto era conocido como Hap. Es representado por un toro.

El toro Apis tenía como función mediar entre el dios Ptah y sus fieles. El principal lugar donde se le veneraba era Menfis, pero también aparece en los textos de las pirámides y en el Libro de los Muertos.

Para poder ser toro Apis, el ternero recién nacido debía reunir 29 marcas conocidas, solamente, por los sacerdotes. Era concebido por una ráfaga de luz celeste que fecundaba a una ternera virgen, que jamás volvería a tener más terneros. También se creía que un Apis generaba a otro Apis.

Solía ser un toro con altos cuernos, nombre hermoso, vidente y basto.

Apis vivía en un templo, un recinto sagrado compuesto por dos corrales. Los fieles se acercaban al templo con una ofrenda y le formulaban una pregunta; si el toro comía la ofrenda eran buenos augurios, sino, algo malo iba a suceder.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.