Seguro que hay días en los que te preguntan qué has cenado la noche anterior y no lo recuerdas y otros días recuerdas el menú de un día completo con todo lujo de detalles. Te explicamos por qué.

La memoria depende del estado de nuestro cerebro. A esta conclusión ha llegado un grupo de investigadores de la Universidad de California Davis, dirigido por CharanRanganath. El estudio, cuyos resultados están publicados en la revista PNAS, se basa en el análisis del cerebro de varios estudiantes.

 

 

Para ello, el equipo de investigación sometió a los sujetos a un test de memoria, en el que debían recordar una serie de palabras asociadas a unos contextos determinados. Mientras tanto, los investigadores midieron las ondas cerebrales, centrándose en una frecuencia especial llamada oscilaciones theta, unas oscilaciones electromagnéticas que surgen cuando el cerebro está concentrado activamente en algo y que están vinculadas a la relajación, la creatividad, el aprendizaje y la formación de la memoria.

 

Tras finalizar el test, se les preguntaba por palabras concretas: si las habían visto y a qué contexto estaban asociadas. En este punto los científicos observaron una clara correlación entre el patrón de ondas theta y la eficacia de los sujetos al recordar: en los sujetos que presentaban una elevada actividad de ondas theta antes de recordar la palabra el éxito era mayor que en los demás.

 

Imagen: emma.kate.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.