Tras una comida pesada, rica en grasas y azúcares, es normal sentir sueño, ¿a qué se debe?

Al contrario de lo que se piensa, este efecto no se produce como consecuencia de que el flujo de sangre se desvíe del cerebro al estómago durante la digestión, la respuesta es un poco más complicada y está relacionada directamente con los niveles de glucosa en la sangre.

 

Las neuronas producen orexina, una proteína encargada de mantener a nuestro organismo en estado de alerta. Al aumentar los niveles de glucosa en nuestro torrente sanguíneo, disminuye la producción de orexina en la región del hipotálamo, lo que produce la incapacidad de mantenerse alerta, o lo que es lo mismo, el adormecimiento.

Por ello, los alimentos que más sueño nos producen son los ricos en hidratos de carbono simples y grasas, que son los que elevan el nivel de glucosa en la sangre, mientras que los alimentos ricos en proteínas son menos propensos a inducirnos este efecto.

 

Imagen: ruifernandes

1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.