Esta semana he buscado opiniones sobre un producto que quería comprar y después he visto muchísimos anuncios sobre ese mismo producto, ¿por qué?

Imagina que buscas un hotel en Barcelona en varios portales de viajes, después te aparecerá publicidad sobre hoteles en Barcelona durante un tiempo. ¡Justo lo que estabas buscando! 

¿Cómo pasa esto? ¿Por qué recibimos publicidad tan personalizada? Por la acción del behavioral targeting (segmentación por comportamiento).

 

Esta es una técnica de publicidad utilizada en casi todas las páginas web que visitamos a diario: Amazon, Facebook, Google, Ebay… El behavioral targeting recopila cierta información que obtiene de nuestro navegador con el objetivo de conocernos y ofrecernos publicidad que nos sea interesante. Para ello, utiliza las cookies.

 

Una cookie es una pequeña información, de ahí su nombre (galleta), que envía la web que visitamos y que se almacena en nuestro navegador. Gracias a las cookies, por ejemplo, no tenemos que escribir nuestro nombre de usuario y nuestra contraseña cada vez que accedemos a nuestras redes sociales.

Las cookies que se utilizan para el behavioral targeting son “cookies de seguimiento”, recopilan y guardan información sobre las páginas que visitamos, cuánto tiempo, qué buscamos y en qué buscadores… De esta forma, las campañas publicitarias en Internet son más efectivas, pues se dirigen a su público objetivo, a aquellas personas que tienen más posibilidades de interesarse por el producto o servicio en cuestión.

 

Imágenes: David Blackwell., Ed Yourdon.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.