La "dación en pago" implica saldar una deuda de una forma distinta a la que se había pactado.

La "dación en pago" es un concepto que alcanza mucho auge especialmente cuando la economía de algún país se encuentra inmersa en una situación económica complicada. Pues bien, esa figura está diseñada para facilitar a los individuos el pago de alguna deuda que ha contraído con un tercero, entregando un elemento material distinto del que se había acordado inicialmente en un contrato. La "dación en pago" está recogida en el ordenamiento jurídico español, concretamente en el Código Civil. Pero, ¿en qué consiste si se traslada al ámbito inmobiliario?

Consiste exactamente en que una familia solicita a la entidad bancaria un crédito para adquirir una vivienda y le es concedido. Inicialmente, van abonando las cuotas al banco hasta que su economía comienza a cambiar y tienen que dejar de pagar por falta de dinero. Entonces, para solventar esa deuda, entregarán la casa a la entidad acreedora a cambio de cancelar la hipoteca. En España, para la "dación en pago" se establecen varios requisitos: los individuos han de encontrarse desempleados, contar con un patrimonio que no sea suficiente para afrontar esos pagos y no tener unos ingresos adicionales. 

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.