'Inflación' es un término muy utilizado en el ámbito económico, pero también un estado que nos afecta de forma directa, ¿qué significa?

La inflación es el aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios de un mercado durante un periodo de tiempo determinado. Para medir y cuantificar la inflación se utiliza el IPC (Índice de Precios de Consumo), un indicador que mide de forma periódica la variación que experimentan los precios de los productos que forman la cesta familiar respecto al periodo anterior.

 

Cuando se atraviesa un periodo de inflación, el nivel general de precios sube, por lo que cada unidad de moneda puede comprar menos bienes y servicios y, como consecuencia, el poder adquisitivo de la moneda se reduce.

 

Los efectos de la inflación en una economía pueden ser muy diversos y van desde los efectos negativos hasta los positivos. Entre los efectos negativos están el que ya hemos mencionado, la devaluación de la moneda, así como la disminución del ahorro y de las inversiones, y la escasez de bienes.

 

Los efectos positivos son algo más complicados de comprender, pero podemos resumirlos en la posibilidad de los bancos centrales de los estados de ajustar las tasas de interés nominal para mitigar una recesión o crisis económica, fomentando la inversión en proyectos de capital no monetarios.

 

El efecto contrario a la inflación se conoce como deflación.

 

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.