Isabel II fue la primera Reina de España en acceder al trono, tras la aprobación de la Pragmática Sanción a instancias de Fernando VII.

La Pragmática Sanción vino a derogar la Ley Sálica, norma impulsada por Felipe V, que discriminaba a la mujer en sus derechos dinásticos y de acceso a la Corona.

La aprobación de la Ley Sálica española tuvo un marcado carácter instrumental. El primero de los monarcas borbones pretendió, con su instauración, impedir que la dinastía Habsburgo recuperara el cetro del Reino de España. De acuerdo con el texto de la norma, las mujeres sólo accederían al trono en defecto de sucesores masculinos en las líneas principal y lateral. Fue promulgada en 1713.

La Pragmática Sanción fue impulsada por Fernando VII, monarca que no tuvo hijos varones. Por tanto, el nacimiento de la norma no estuvo exento, tampoco, de cierto carácter utilitarista. Se derogaba, de esta manera, la discriminatoria Ley Sálica de Felipe V y se eliminaban los obstáculos para que las mujeres accedieran al trono de España.

Fernando VII tuvo dos hijas y la primogénita, Isabel, se convirtió en Reina de España en 1833, tres años después de la derogación de la Ley Sálica. Sin embargo, María Cristina de Borbón-Dos Sicilias (madre de Isabel), asumió la regencia hasta 1840, período en el que Isabel aún era menor de edad.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.