Esta receta es una variación de la clásica tortilla de patatas. En este caso, en vez de patatas, utilizaremos calabacines y cebolla.

Lavamos y pelamos un calabacín grande. Cortamos en dados pequeños. Pelamos una cebolla y cortamos también en dados pequeños.

En una sartén calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva y pochamos la cebolla. Agregamos el calabacín y rehogamos 5 minutos más. Escurrimos las verduras para que suelten el exceso de aceite. Salamos.

En un bol batimos 5 huevos. Incorporamos las verduras y mezclamos.

En una sartén calentamos el aceite que han soltado las verduras y echamos la mezcla de huevos. Cuando veamos que ya está hecha la tortilla por la parte de abajo, le damos la vuelta con la ayuda de un giratortillas, o si no tenemos, con un plato llano.

Cuando ya esté cuajada totalmente, la sacamos de la sartén y la colocamos en una fuente.

Podemos servir caliente, o ya fría; como más nos guste.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.