Muchos de nosotros en nuestras propias viviendas tenemos problemas con los desperdicios que nos producen ciertas aves como gorriones, estorninos, palomas, murciélagos etc.

Los ahuyentadores de pájaros son la mejor forma para mantener los cultivos y edificios a salvo de los destrozos que pueden provocar las aves.

 

A la hora de elegir qué ahuyentadores de pájaros elegir debemos tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

 

  • Primero, averiguar qué área de cobertura necesitamos, es decir, las dimensiones del área a proteger.
  • Segundo, dónde vamos a ubicar los ahuyentadores de pájaros. Esto es importante, porque el ahuyentador debe ser silencioso sobre todo si lo situamos en áreas residenciales o turísticas donde se recomienda el uso de ahuyentadores de pájaros que funcionen a través de ultrasonidos. Pero si fuera una zona agrícola no habría problema en colocar un ahuyentador que fuera audible.
  • Tercero, el relieve del terreno: pudiera darse el caso que cuando el terreno es abrupto, terroso o incluso con edificios interpuestos puede ser dificultoso que el sonido se propague eficazmente. En este caso podemos incluir distintos altavoces en diferentes áreas o también varios ahuyentadores pequeños.

 

Además es importante saber que:

Cuando se trate de cultivos altos en zonas agrícolas, se recomienda colocar el altavoz por encima de la altura de los mismos pero también si se quiere ahuyentar a animales terrestres se pueden colocar altavoces especialmente diseñados para mamíferos en el suelo combinando de esta forma ambos tipos de ahuyentadores.

 

Recuerda que donde hay torres eléctricas, hileras de setos o árboles se pueden colocar más ahuyentadores de pájaros para que el sonido alcance su objetivo eficazmente y, es importante ir rotando su ubicación para que alcance a todos los cultivos.

 

Un caso especial que ahora es considerado como una plaga urbana y que supone tanto un riesgo para el mantenimiento y protección de nuestros edificios como para la salud en general, son las palomas. En este caso, existen en el mercado diferentes ahuyentadores de pájaros como los pinchos o púas, que son varillas fabricadas en acero inoxidable que se colocan en aquellas zonas donde se posan habitualmente las palomas.

 

Es importante recalcar que todos estos ahuyentadores de pájaros no provocan ningún tipo de daño colateral a nuestras aves.

Y para finalizar, antes de elegir un ahuyentador de pájaros es recomendable consultar a los expertos para que nuestra elección sea lo más rentable y adecuada según nuestras necesidades ya sea en áreas urbanas o agrícolas.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.