Aunque el gazpacho tradicional se hace con tomate natural, podemos usar tomates de lata cuando no dispongamos de ellos: el resultado no te defraudará.

En truco de este gazpacho está en usar latas de tomates enteros y, en ningún caso, tomate triturado. El tomate entero conserva mucho mejor el sabor natural que el triturado. El consejo es que siempre tengas latas de tomates enteros en la despensa, así no tendrás que estar pendiente de comprar tomates en la frutería para disfrutar de un buen gazpacho.

Para realizar esta receta tan veraniega vamos a necesitar: dos latas de tomates enteror, un diente de ajo, cebolla, pepino, pimiento rojo, vinagre, sal aceite de oliva y miga de pan del día anterior.

Remojamos la miga de pan con un poco de agua y escurrimos. Troceamos el pepino, el pimiento (sin las pepitas) y la cebolla.

En un recipiente incorporamos el diente de ajo ya pelado, los tomates, el pepino, la cebolla, el pimiento, un chorro de vinagre, sal y la miga de pan. Trituramos con la batidora hasta conseguir una pasta fina.

Ahora añadimos poco a poco el aceite de oliva  y vamos mezclando con la batidora hasta que se ligue todo. Añadimos agua fría.

Podemos pasar por un chino si queremos que el gazpacho quede más fino y sin ninguna traza de piel.

Metemos en la nevera y servimos frío. Si no nos da tiempo a enfriarlo, podemos añadir unos cubitos de hielo.

4

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.