El perseguidor de los primeros cristianos hoy es recordado "en su iglesia"

Split alcanzó la fama cuando el emperador romano Diocleciano, que por cierto se dedicó a perseguir a los primeros cristianos, mandó construir un palacio en la zona para su retiro. Palacio que los siguientes emperadores siguieron utilizando para el descanso. Una cercana colonia fue abandonada por sus habitantes, que huyeron al palacio, donde se establecieron. Dicen que sus descendientes son los que habitan aun estos edificios. Aunque sufrió modificaciones en la Edad Media, aun se pueden apreciar detalles de su original majestuosidad. Cuando llegamos a él no accedemos a un museo, pues dentro aun hay viviendas y comercios. Sí podemeos visitar previo pago el interior de sus muros, antes de introducirnos en la vieja ciudad.

Los muros que rodean el recinto del palacio tienen 4 puertas, cada una con el nombre de un metal (oro, bronce, plata, hierro). Diocleciano se hizo construir un mausoleo adosado al palacio, para que le acogiera a la hora de su muerte. Más tarde el edificio fue convertido por los cristianos como templo. Posteriormente se le añadió un campanario que es hoy otra imagen caracteristica de Split. Los restos del Emperador no se encuentran alli, pero puede verse alguna imagen suya en la iglesia, dato curioso teniendo en cuenta su persecución a los cristianos cuando el cistianismo comenzaba a andar por Europa...

Fotos de Manuel González

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.