Un mismo documento de Word con varias secciones puede cambiar el aspecto de muchas características.

Con los saltos de sección podemos conseguir que varias características cambien de aspecto de una sección a otra. El límite lo pone tu creatividad. Estas características son: Márgenes, Tamaño u orientación del papel, Origen del papel de una impresora, Bordes de página, Alineación vertical del texto de las páginas, Encabezados y pies de página, Columnas, Numeración de páginas, Numeración de líneas y Notas al pie y notas al final.

Para ello tienes que combinar estas características con estos tipos de salto de sección:

  • Página siguiente. Crea una nueva sección en la página siguiente. Es apropiado para iniciar un nuevo capítulo de un libro y podrías reiniciar, por ejemplo, la numeración de páginas o de las notas al pie.
  • Continuo. Crea la sección nueva en la misma página. Es apropiado para insertar un número columnas en una página. Luego debes crear otro con el formato de una sola columna.
  • Página par. Inserta un salto de sección en la siguiente página par.
  • Página impar. Inserta un salto de sección e inicia la nueva sección en la siguiente página impar. Es apropiado para empezar los capítulos del documento siempre en una página impar.
0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.