Es posible. Los gatos son animales sensibles a los elementos extenos y no es fácil averiguar el problema que sufren.

En muchas ocasiones nuestras mascotas, en este caso los gatos, cambian su comportamiento habitual y no sabemos porqué. Este síntoma puede indicar que sufre depresión.

Una bajada afectiva con los dueños, nuevos hábitos negativos a la hora de comer (pérdida de interés por la comida), falta de juego o una agresividad desconocida, son algunos de los síntomas que pueden indicar que tu gato sufre una depresión.

Las causas son muy variadas, por ello también necesitan nuestra atención.

El gato necesita su espacio para jugar, trepar, saltar o correr, y no hay que limitar de forma excesiva su libertad. Puede sentirse encerrado y, por lo tanto, infeliz. Además de jugar por su cuenta, el gato también necesita atención y estímulos por parte del dueño, una falta de implicación puede hacer que se sienta solo y aburrido.

En cuanto a la comida, puede deprimirse por falta de vitaminas o por un hábito muy estricto. Es bueno obsequiar al animal con algún tipo de “gominolas” para animales (latas de atún natural, barritas energéticas…).

Una causa muy común es la soledad. A la hora de realizar viajes o ausentarnos por varios días, el gato necesita sus momentos de compañía. Si no es posible llevarlo con nosotros, podemos dejar la llave de nuestra casa a algún familia o amigo.    

Otro factor importante es el sueño. Son sensibles a las mudanzas, a nuestro humor, a nuevos inquilinos… Estas son causas que pueden provocar una depresión a nuestro gato, pero no necesariamente se tienen que cumplir con exactitud. Al igual que las personas, también los gatos se acostumbran de forma natural a las nuevas situaciones.

En caso de observar cambios en su comportamiento, es recomendable acudir a un veterinario y tratar la depresión con la misma seriedad con la que trataríamos a un ser humano.    

0

Comentarios sobre ¿Sufre mi gato una depresión?

ramona casal

Publicado el 03/02/2014 a las 03:40

A mi gato ya lo vio el veteriinario. Por lo que puedo deducir de lo que ya llevo leyendo en varios artìculos, creo que està sufriendo de depresiòn porque los sìntomas que presenta son tal cual ese estado. No sê que hacer màs que nada porque ademàs de haber cambiado su estado de ànimo ha dejado de comer, sòlo toma agua. Probè varias cosas pero no resultò. Me gustarìa saber cuàl podrìa ser la causa de su depresiòn porque sè que puede haber muchos motivos pero no lo sè en esta caso enn particular. Agradecerìa si pudieran orientarme.

Manuales.com

Publicado el 03/02/2014 a las 09:22

Hola Ramona,

Como bien dice el artículo, en la depresión de nuestras mascotas influyen multitud de factores, al igual que en la depresión humana. Lo mejor es que acudas al veterinario y le cuentes tus deducciones, seguro que puede ayudarte teniendo una base de la que partir.

Fíjate también en la vida que lleva tu gato y cuéntasela para que pueda determinar las causas de su malestar más fácilmente, puede que sea una depresión o no: hábitos de alimentación y descanso, juegos, trato con otras personas y animales, espacio...

¡Un saludo!

Laura

Publicado el 06/06/2014 a las 03:33

Hola. Tenía dos gatos (hermanos) desde que eran bebés. Eran muy unidos y nunca había sido separados. Sin embargo, hace un par de días, uno de ellos murió por insuficiencia renal y su hermano anda muy deprimido. Él suele ser muy dócil y amigable, pero en los últimos días se ha vuelto retraído, come poco y a veces es agresivo (lo cual nunca pasaba).

Me pueden recomendar algo?

Manuales.com

Publicado el 06/06/2014 a las 09:29

Hola Laura,

Parece que te enfrentas a algo difícil, seguid dándole todo el cariño que podáis y, si en un tiempo no mejora, comentádselo a vuestro veterinario. Seguro que os ayudará.

¡Un saludo!

Claudia

Publicado el 26/09/2014 a las 20:17

Mi gatitta Manchas sufre depresión, le gustaba ser hija única pero con la llegadas de otras gatitas (también adoptadas como ella) empezó a cambiar, ha perdido interes por la comida por tanto ha bajado de peso, ya no quiere entrar a la casa y mucho menos a la recamara donde dormía conmigo, la abrazo más de lo normal, le ofrezco todas las opciones de comida, me siento en el piso junto a ella y la acaricio para que coma aún asi continúa cortante y su cara denota tristeza, ya no sé que hacer snifff

Manuales.com

Publicado el 30/09/2014 a las 15:47

Hola Claudia,

Nuestro consejo es que consultes el estado de tu gata con tu veterinario.

¡Un saludo!

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.