El trabajo de puntas para una bailarina de danza clásica es parte de su formación y del trabajo técnico que conlleva el ballet.

El gran esfuerzo físico y técnico que se necesita para trabajar en las sesiones de las clases de puntas de ballet no merma el anhelo que sienten las bailarinas principiantes por subirse sobre ellas, notando en pocas clases la gracia y el encanto con la que el cuerpo se mueve y que a la vista del espectador la bailarina parece un ser etéreo y fantástico.

La sensación que se busca en el trabajo de las puntas es la de movimientos en constante crecimiento, controlando el equilibrio, la suavidad en la caída de los saltos, la velocidad y la sensación de fluidez en brazos y piernas. Todo ello conforma el mundo que la bailarina clásica representa y donde las puntas son una parte clave de su fascinante belleza.

Al principio se realizará al final de la barra para fortalecer el trabajo de pies, del eje y de la colocación y gradualmente se incluirán todos los ejercicios de la clase de ballet para tener un dominio total de ellas.

2

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.