Ya conocemos la importancia de una dieta equilibrada, pero no solo son importantes los alimentos que incluimos en ella, sino también cómo los combinamos.

Al igual que hay mezclas de alimentos que impiden la correcta asimilación de los nutrientes, existen otras tantas que tienen justo el efecto contrario: nos permiten sacar el máximo provecho a los alimentos que ingerimos. ¿Quieres saber cuáles son?

 

 

 

Manzana y chocolate

La manzana es rica en flavonoides y el chocolate, en catequinas. Ambos son beneficiosos por sí solos, pero mucho más cuando los combinamos. Evitan que las plaquetas presentes en la sangre obstruyan las arterias, reduciendo el riesgo de ataques cardíacos y derrames.

 

Huevo y melón

El melón es rico en fibra y el huevo en proteínas. Como ya sabemos, la fibra tiene un alto poder saciante, pues los alimentos que la contienen se digieren con lentitud, pues bien, las proteínas del huevo hacen que la glucosa del melón se absorba aún más lentamente. ¿El resultado? Un increíble poder saciante que hace que nos sintamos llenos durante más tiempo. ¡Apunta para controlar el hambre si estás a dieta!

 

Garbanzos y perejil

El calcio del perejil combinado con el potasio de los garbanzos contribuye a regular todas las funciones celulares, especialmente, la excitación del corazón, del sistema nervioso y de los músculos.

 

Jamón serrano y caviar

La grasa del jamón facilita la absorción de los carotenos y de la vitamina A del caviar.

 

Té verde y limón

El limón favorece la absorción de las catequinas del té verde, que ayudan a reducir los niveles de colesterol.

 

 

Imágenes: Fifth World Art, snowpea&bokchoi, SweetOnVeg, Ron Dollete, xiu×5.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.