Si no hay acuerdo entre las partes en cuanto al importe de la indemnización, entonces no quedará más remedio que acudir a los tribunales.

En el caso de sufrir un accidente de tráfico en el que se produzca, además de los habituales desperfectos en los coches accidentados pueden producirse heridos o fallecidos. El tratamiento de ambos casos es diferente.

La primera parte: la reparación de los daños en los vehículos debería ser cubierto por los seguros obligatorios de los vehículos, según quién haya sido el culpable del accidente, cobertura contratada, etc.

En el caso de daños físicos y materiales derivados del accidente hay que acudir a una tabla de indemnizaciones que se publican anualmente, como referencia para determinar las indemnizaciones. Por ejemplo, si el accidente impide a un afectado acudir a su trabajo, tendrá derecho a una indemnización que cubra esa falta de ingresos. Si el accidente provoca daños corporales permanentes (por ejemplo, una cicatriz o una cojera), entonces un médico especialista o un forense determinará los mismos tras los exámenes correspondientes, las posibles secuelas que pueda dejar el accidente, etc.

Una vez realizado ese examen, se determinará la indemnización: los días de baja médica tienen un precio establecido, los días de hospitalización tienen otro precio, etc.

Si no hay acuerdo entre las partes en cuanto al importe de la indemnización, entonces no quedará más remedio que acudir a los tribunales para que sea un Juez el que determine la cantidad que corresponda.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.