¿Y si llenásemos las paredes de tomates, pimientos, cebollas…? Vamos a aprovechar el espacio y convirtamos nuestras paredes en huertas verticales.

La población mundial aumenta y el espacio para el cultivo cada vez es menor, de hecho, en África y Australia ya se especula con la compra venta de tierras para cultivar. Es un hecho, cada vez dispondremos de menos espacio para sembrar por lo que debemos buscar alternativas que nos permitan optimizarlos e insistir en el cuidado del suelo y su revitalización, para lo que se hace necesario minimizar la agresión que sufre con los productos químicos utilizados en la agricultura convencional.

Una de las tendencias es la Agricultura Vertical, creándose, incluso, edificios granja en los que se reproduce el microclima necesario para que las plantas crezcan de forma totalmente natural. Este tipo de edificios son la consecuencia o darán continuidad a los balcones urbanos y huertas que están surgiendo en nuestras ciudades, y que nos deberían hacer reflexionar sobre la necesidad de una arquitectura sostenible y respetuosa con el entorno en el que se desarrolla.

Dentro de cincuenta años, existirán los edificios agrícolas o edificios granjas en las grandes ciudades. Actualmente, hay personas que cambian el pavimento de las ciudades por la tierra y se les denomina neorrurales. Todo esto supone un cambio sociológico que cuestiona el sistema actual.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.