Minsk, capital de la actual Bielorrusia, perteneció a Polonia y al Imperio Ruso en algunos momentos de su historia.

Minsk es la capital política y económica de Bielorrusia. Se sitúa en el centro de la nación y cuenta con casi dos millones de habitantes. Además de ser la ciudad biolorrusa más poblada, es un importante centro cultural, artístico y turístico. Desde el punto de vista administrativo, se divide en nueve distritos.

Minsk formó parte del Imperio Ruso desde 1793 hasta 1919, año en el que empezó a ser controlada por Polonia, a raíz de la guerra ruso-polaca. Mediante la Paz de Riga, la ciudad es cedida a la URSS y se convierte en la capital de la República Socialista Soviética de Bielorrusia. A principios de la década de los noventa del siglo XX, Minsk pasa a ser la cabecera de la república independiente de Bielorrusia.

La capital tiene una importante tradición industrial en sectores como el textil, la construcción o el automovilístico. En la actualidad, destacan las empresas manufactureras, que exportan a Rusia y resto de Europa.

El turismo es otro sector en alza en Minsk. Es una ciudad bien comunicada con el resto del país y posee una amplía red de transporte urbano (metro, tranvía, autobuses...).

Entre los atractivos turísticos más reseñables destacan la Catedral de la Santa Virgen María, la ortodoxa del Espíritu Santo, la Iglesia Roja y el Museo de la Aldea. Minsk es el principal núcleo universitario del país, cuenta con doce universidades. En la ciudad existen, además, cuatro grandes teatros y una decena de museos.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.