El número de faenas y el consumo de ternera aumentan, pero la exportación disminuye respecto al lustro anterior en Argentina.

El mercado bovino de Argentina es uno de los más importantes de todo el mundo. Pero la crisis mundial también ha afectado en este sector tan destacado para la economía del país.

En el año 2009, el número de faenas aumentó dos millones más que en 2005, llegando a registrar hasta 16.053.027 cabezas. De las cuales, 2.715 toneladas de reses con hueso fueron consumidas por los propios argentinos, en torno a 400 toneladas más que cinco años atrás.

Hasta aquí, los datos estadísticos se balancean positivamente, pero el dato negativo viene de la mano de la exportación. El comercio exterior de carne bovina ha descendido de manera elevada. Un diferencial de 110.049 toneladas de reses con hueso, respecto al año 2005, supone una gran pérdida en términos económicos. Los datos estadísticos de esta nueva década se encuentran pendientes de publicación, aunque los números tienden a la baja en el registro provisional.

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca es el encargado de elaborar la estadística oficial del mercado de la carne. Otros organismos gubernamentales como la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario ó el SENASA, son los responsables de ejecutar las políticas de evaluación y control en materia animal y vegetal.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.