“He pagado la hipoteca, ¿y ahora?”. La hipoteca no termina con la última cuota, sino que tenemos que cancelarla.

A pesar de que hayas pagado la última cuota de tu hipoteca y de que ya estés libre de la deuda, no debes quedarte de brazos cruzados, pues la entidad financiera con la que contrajiste la deuda seguirá presente en la información registral de la vivienda hasta que tú lo canceles. ¿Es importante esta circunstancia?

 

 

Aunque no te suponga ningún coste no haber cancelado la hipoteca y a priori no te parezca importante hacerlo, sí que lo es, especialmente si quieres vender la vivienda o solicitar una segunda hipoteca, pues tu vivienda no aparecerá en los registros como libre de cargas.

 

¿Cuáles son los pasos para cancelar la hipoteca? Podemos simplemente solicitarlo a la entidad financiera con la que negociamos la hipoteca, aunque esto implicará un coste adicional, pues los trámites se encargan a una asesoría. Otra opción, la más económica, es hacerlo nosotros mismos, ahorrándonos buena parte de los costes:

 

  • Solicita un certificado de saldo de deuda cero a la entidad financiera en cuestión.
  • Este documento es totalmente gratuito.
  • Entrega el certificado de saldo de deuda cero a un notario y solicita la cancelación de la hipoteca. Esta cancelación tiene que ser redactada por el notario y firmada por el apoderado de la entidad financiera a la que solicitamos la cancelación de la hipoteca.
  • Acude a la delegación de Hacienda y rellena el formulario del impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados.
  • Entrega en el registro la escritura del notario firmada por el apoderado y el formulario del impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados.
0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.