Cuando solicitas un préstamo, tienes que pagar el Euribor, ¿quieres saber en qué se basa esta tasa?

A la hora de solicitar un préstamo el banco tiene que pedir dinero a otras entidades, que se lo conceden a un interés determinado. Dicho interés es el Euribor. Es decir, el Euribor que tenemos que pagar por recibir el préstamo es el que paga la entidad financiera, cuando el Euribor sube, la tasa que tenemos que pagar también lo hace.

 

El Euribor (Euro InterBank Offered Rate), el índice europeo de oferta interbancaria, es, como su nombre indica, un índice de referencia del interés medio al que las entidades financieras prestan dinero a otros bancos.

 

Las entidades financieras utilizan distintos tipos de interés en función del plazo al que prestan el dinero, existe, por tanto, el Euribor a una semana, a un mes o a un año. Es este último, el Euribor a un año, el que encontramos en las hipotecas.

 

El Euribor sólo se aplica a los miembros de la Unión Europea que, a su vez, forman parte de la Eurozona. Se calcula, por lo tanto en la Unión Europea: todos los días, una selección de entidades de la Federación de Bancos Europeos envía un informe a la agencia Reuters sobre el interés que cobran a otros bancos por prestarles dinero. Esta agencia hace una media y la publica. Por su parte, el Banco de España hace otra media de todos los días del mes y la publica en el BOE al mes siguiente.

 

Aun así, cuando solicitamos un préstamo no sólo pagamos el Euribor, sino también el llamado diferencial. Este es fijado por cada entidad y es el que les permite obtener un beneficio económico del préstamo que nos han concedido.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.