La Mariposa Monarca emprende un largo viaje hacia México a finales de octubre.

La mariposa monarca es un insecto perteneciente al grupo de los lepidópteros que se caracteriza por los fuertes colores rojos y negros que adornan sus alas, y las hacen fácilmente identificables. Al contrario que el resto de mariposas, esta variedad puede llegar a vivir hasta nueve meses.

Esta especie de mariposas es originaria de Norteamérica, y viaja más de cuatro mil kilómetros entre Canda, Estados Unidos y México. A finales de octubre, regresa a los bosques de Michoacán y del Estado de México para pasar allí el periodo de hibernación, que termina con una nueva partida hacia el norte en el mes de abril. El viaje dura aproximadamente 33 días, y recorren cerca de los 120 kilómetros al día. 

En torno al mes de febrero, cuando comienzan las temperaturas más cálidas, empiezan a aparearse y a alimentarse masivamente del néctar de las flores. La planta en la que se desarrollan es la asclepia, una especie perenne que contiene importantes cantidades de alimento. Los santuarios en los que se encuentra la mariposa monarca son la Sierra de Campanario, la Sierra Chincua, el Cerro Pelón, el Cerro Picacho, el Cerro Altamirano y Chivati- Huacal. 

La zona a la que emigran es la Reserva Natural de la Biosfera de la Mariposa Monarca, en el centro del Estado de México y Michoacán; siendo declarada, en 2008, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

2

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.