Pirulí, piruleta o chupachús… Son mundialmente conocidos como “lollipops” Pero… ¿De donde vienen los caramelos con palo?

El primer caramelo con palo fue el pirulí. Un pirulí es un caramelo duro y colorido de forma cónica o piramidal con punta muy aguda, con un palito en la base que sirve para sostenerlo. El pirulí en Argentina se llama pirulín; en Chile pico dulce; en México chupirul; en Bolivia se llama pirulo; y en Guatemala se llama chupete.

En el siglo XIX, en España y Latinoamérica se comercializaba el llamado pirulí de la Habana que, como cantaban los vendedores ambulantes: "se come sin gana". Se trata de un caramelo cónico insertado por su base en un palito de madera. La peculiar forma del dulce se debía a que el caramelo caliente y líquido era depositado en un cucurucho.

La piruleta, sin embargo, se distingue por su forma cilíndrica plana. Esta modalidad era común en América, donde respondía a distintos nombres según el lugar: en Venezuela, por ejemplo, se llamaba chupeta; y en Puerto Rico, y México, paleta. Con el siglo XX aparecieron en América las máquinas de fabricación en serie.

La piruleta nace para los españoles en los años 60 cuando la empresa Fiesta comienza a fabricar caramelos con palo. La comercialización del dulce americano llegaría a España tras la fundación de Fiesta con accionistas de Venezuela y Puerto Rico. Pero el nombre podía confundirse con chupete y paleto, así que un amigo cubano sugerió a la empresa llamarlo piruleta como derivado del pirulí.

Y el caramelo con palo más conocido en el mundo es el chupachús, cuyo nombre procede de la famosa marca distribuidora. Se diferencia de las piruletas y pirulíes por su forma esférica u oval, con un palito cilíndrico insertado en el centro de la esfera que sirve para sostenerlo. Viene envuelto en un papel de celofán.

Puede venir relleno con chicle o chocolate. Su creador fue el español Enric Bernat en el año1958. El inventor de este caramelo, tenía su empresa confitera llamada Productos Bernat, que entre otros productos, era famosa por sus peladillas. La inspiración le vino por dos razones: el mayor consumidor de caramelos es el público infantil y éste acostumbra a sacarse el dulce de la boca con la mano. El logotipo de la marca comercial Chupa Chups fue creado por el artista Salvador Dalí.

2

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.